Usando los recursos de nuestro Padre según el plan de Jesús