Quienes Somos

"¡Bienvenidos a la Iglesia Internacional de Cristo en Santiago de Chile. Gracias por visitar nuestra pagina web, siéntete libre de explorar la diferentes secciones de la misma y esperamos conocerte en persona muy pronto."

La Iglesia de Cristo Internacional en Chile fue fundada en Abril de 1990 y está formada por hombres y mujeres que han tomado la decisión de ser discípulos o seguidores de Jesús. Reconocemos que La Biblia es la Palabra de Dios y por ende es el fundamento de todo cuanto creemos. Hemos decidido no sólo leerla y conocerla, sino esforzarnos cada día por ponerla en práctica en nuestras vidas.

Somos parte de una confraternidad de Iglesias a nivel mundial www.disciplestoday.org, unidas por el deseo de alabar a Dios con nuestras vidas, de amarlo a El con todo nuestro corazón, alma y fuerzas, y de amar a los demás de la misma manera en que El nos ha mostrado su amor.

En Chile, nuestro deseo es llevar este mensaje a cada persona, enseñándoles a obedecer lo que Jesús enseño Es nuestra oración que todos en Chile independientemente de su nacionalidad o cultura puedan conocer profundamente a Dios y experimentar una verdadera relación con El.

Te invitamos a comunicarte con nosotros y conocer a nuestra familia espiritual en Chile.

¿En qué creemos? Estos son los valores fundamentales a los que nos aferramos:

  • La Biblia es inspirada por Dios y es nuestra única autoridad. (2 Tim. 3:16-17)
  • Todos hemos pecado y necesitamos nacer de  nuevo. (Rom. 3:9-12, Juan 3:1-8)
  • El único intermediario entre Dios y los hombres es Jesucristo. (1Tim 2:5)
  • El sacrificio de Jesús en la cruz nos permite acceso al perdón de nuestros pecados y reconciliación con el Padre. (Heb 9:22, Col 1:14)
  • Se nace de nuevo a través del bautismo por el perdón de los pecados (Hechos 2.36-41)
  • Jesús encomienda a cada discípulo/a que vayan y hagan discípulos bautizandolos y enseñándoles a obedecer todo lo que El enseñó (Mat. 28.18-20)
  • Los discípulos de Jesús forman la Iglesia y por ende la familia de Dios. (Efe. 2:19-22)
  • El amor de Dios obliga e impulsa a cada miembro de la Iglesia a, Amar a Dios con todo su ser, y a amar al prójimo como a si mismo (Mat. 22:37-39)